7.5.07

Recuerdos de Metz

A finales de marzo de este año, viajé a Francia con mis amigas para hacerle una visita a otra amiga que está de Erasmus estudiando minas. Estuvimos un par de semanas conociendo todo lo que nos dio tiempo a conocer de la zona Norte, sobretodo la región de Lorraine y París.

El primer día estuvimos en Luxemburgo, un país cuya capital me sorprendió mucho. Sólo nos dio tiempo a pasear por el centro y hacernos una idea pero creo que fué suficiente para quedar con un recuerdo muy agradable (a pesar de que los precios son un tema aparte).

A 50 km está Metz, cerca de Strasburgo, de Nancy, de Luxemburgo, de Alemania...

Cuando viajas y sabes que lo que te vas a encontrar te va a gustar, entonces disfrutas. Me refiero por ejemplo, a ver la torre Eiffel tal y como sale en las películas francesas o en los anuncios de publicidad que fomentan el turismo en la ciudad del amor.

Sin embargo, si viajas a una ciudad de la que no sabes lo que puedes esperar y descubres que está llena de canales y de jardines, que entre sus murallas se encuentra una catedral gótica de las más altas del mundo y se esconden miles de callejuelas estrechas, antiguas, llenas de encanto y muy bien cuidadas, entonces tiendes a magnificarla.

Si hace sol y no puedes parar de reir, llegas incluso a correr el riesgo de idealizarla.

Puede que eso me haya pasado a mí.

2 comentarios:

alberto dijo...

Gmail no para de recordarme que has escribido esto hace una hora, hace dos, hace un día... así que me veo obligado a escribir algo, aunque nunca he estado en Luxemburgo, ni en Metz ni no se donde más, sí en París y en lo más alto de la más alta torre (la que hizo el señorín ese que llamaron como a la torre) y sepo que tu no, así que algún día te llevaré mis afotos pa que veas lo que se ve desde allí, soy viejo así que son de esas que se hacían antes en papel :P aunque se ven igual. Al final las afotos esas que pones no se de donde son, pero mola el sitio.

Ala, a ver si gmail me deja tranquilo, o a ver si actualizas pronto pa que me enseñe otra cosa

Pablo dijo...

Pues no vayas a Brujas que entonces si que te quedas a vivir