24.4.08

Sobre la felicidad y como ser feliz...

Nota Aclaratoria: Tengo una teoría que sostengo y para mantenerla con rectitud, necesito argumentos. Puesto que la teoría no es bien compartida por el resto de mis compañeros, la tarea es aún más ardua si cabe; debo esforzarme en buscar las justificaciones oportunas que demuestren que estoy en lo cierto, pero además, que consigan hacerles entrar en razón. Mi empeño por buscar un cambio de actitud en ellos (o en ti, si tú, pequeño lector te consideras suficientemente escéptico) va más allá de mi honor o de un acto de demostración de mi sutil inteligencia, si la hubiera o hubiese. Es un motivo altruista.

Altruismo.

  1. m. Diligencia en procurar el bien ajeno aún a costa del propio.

El plátano:

Contiene vitamina C, E, fósforo, hidratos de carbono (y no engorda), vitaminas A, B6 y B9 (ácido fólico), fibra y oligosacáridos, sin grasas ni lípidos, etc.

Pero lo más importante y la cuestión que nos atañe es:

  • Comienzo: El plátano no es sólo de una de las frutas más consumidas en el mundo entero, sino también una de las más sanas.

  • Leo: El plátano destaca por su alto contenido en potasio y magnesio. El potasio participa en el equilibrio hídrico del organismo y su deficiencia origina debilidad muscular y fatiga, mientras que el magnesio es importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

  • Leo más: El potasio es un mineral que interviene en la regulación de los líquidos buen estado de los nervios, el corazón y de los músculos. Favorece, pues, la recuperación en estados de nerviosismo y depresión.

  • SIGO LEYENDO: Según una encuesta reciente realizada por MIND entre gente que sufría de depresiones, muchos se sintieron mucho mejor después de comerse un plátano. La razón es que los plátanos contienen triptofán, un tipo de proteína que nuestro organismo convierte a serotonina, la cual se sabe que nos relaja, mejora nuestro carácter y en general, nos hace sentirnos más felices.

  • Y como hay dietas para todo, hay una dieta de la felicidad, y SÍ, el plátano está incluido.

Conclusión: los plátanos son una fruta que favorece la felicidad de las personas.

4 comentarios:

Rodrigo dijo...

jajajaj, eso se lo tienes que explicar a tu compi de asiento ;)

De todas formas que sepas que comparto tu teoría :D

(Encima se me acaba de meter la cancioncilla de Gazpacho y Mochilo siempre van con Pincho)

Pablo dijo...

¿O sea que tratas de convencer de que los plátanos son buenos no?
Madre, tas mal

bss

Anónimo dijo...

Para lograr una gran felicidad es necesario programar nuestra mente para eso y se puede lograr a través de la programación al subconsciente, les recomiendo el libro yo soy feliz, yo soy rico de Andrew Corentt, en el encontrarán todos los elementos necesarios para lograr todo lo que ustedes quieran en la vida.

visiten:
http://www.corentt.com/Mi_Libertad_Comienza_hoy.htm?hop=marsalinas

Anónimo dijo...

Yo ya he empezado la dieta del plátano, ya os diré los resultados...